-

-

sábado, 25 de enero de 2020

Anti-Oda al petimetre. 22/06/2016

Bomhead, Bruce Conner

¿Qué harás cuando huelgue 
el paso del tiempo en tus carnes,

y ya no puedas presumir de lo innato 
que se deshará de ti
de la misma forma en la que te fue dado?

De qué te valdrá entonces
el haber tratado de esculpirte vanidades,

la tarjeta de crédito, las disputas,

la mentira verde que vomitan tus labios. 

Naturaleza viva que se está pudriendo,
dime, a qué árbol te arrimarás
cuando hayan pasado tus primaveras

y saluden, a lo lejos, las calaveras
del rechazo. 



Ahora asume tú que se voló nuestro tiempo. 2019


Tu mirada me grita que no te olvide mientras tus palabras me piden distancia.
Mira, chico, el día de mañana es incierto. He aprendido a quererte como a un hermano.
Vendrás a buscarme con tu empeño de años, dándote cuenta al fin de la inmadurez que te hizo perder la oportunidad, y será tarde. Lo sabes, ya la has perdido. Pero habrán otras con otras féminas, no te preocupes que las habrán. Quizá no alberguen la misma alma soñadora que esta compatriota del cosmos lleva en sí, pero serán divertidas y complacientes y sabrán hacerte el amor sin que temas.
Auguro una noche tras el frenesí, con el cansancio de la madrugada aún en los ojos; tratarás de hablar de tus más íntimos secretos, quizá hasta desveles alguno, pero no tardarás en asustarte, pues no cualquiera está preparado para desentenderlo todo al tiempo que acepta la incompresión de la vida. Sabes de lo que te hablo. Puede que mañana estemos muertos y nada de esto importe. Tu me pides recuerdo y futuro. Una oportunidad que no nos pertenece porque seremos otros. Sólo te pido que silencies tu necesidad y tu ánimo por tenerme a la espera de un porvernir incierto. Hace tiempo asumí que tu encanto tan solo me lleva al arrepentimiento.

Junio, 2019

viernes, 17 de enero de 2020

Mucho azúcar.



Mira joven, ya sé que no has preguntado, pero te lo diré. Tan solo una vez he sentido el impulso irremediable de cambiar mi destino por alguien. Y te aseguro que uno, cuando lo siente de verdad, no se cuestiona si hacerlo o no. Uno simplemente coge y lo hace. Cierto es que mientras anda haciendo la locura uno se percata de la tuerca que le falta. Pero no se le da excesiva importancia, las ganas superan los peros. Superan hasta a los miedos. Uno va, no con piernas que se alternan una y luego otra, no con brazadas ni dejándose llevar por la mar mientras se imita una cruz inexistente, ni tampoco con la mente de domingo y siesta. Uno va, sí, uno va acercándose con la energía que lleva dentro, con la cabeza a flor de piel avalanzándose con todo su ser a la posibilidad.
Cuando el otro coincide en el sentir: erupción de volcanes, lava y terremotos, torbellinos de alegría inefable provocan la sed. La intensidad se percibe en la mirada y en aquello que hasta ella llegue. El destino deja de ser un lugar al que se planeaba llegar desde un origen ya lejano, pasa a ser un presente -un regalo-, un tú.


  1. 2019? 2018? Who knows

Anti-Oda al petimetre. 22/06/2016

Bomhead , Bruce Conner ¿Qué harás cuando huelgue  el paso del tiempo en tus carnes, y ya no puedas presumir  de lo innato  que se de...