-

-

domingo, 26 de octubre de 2014

"Will tear a hole in you, the one you can't repair."

No he visto pasar tantas estaciones como lo han hecho otros pero si las suficientes para saber que la vida camina demasiado rápido. Y que cuesta seguirle los pasos si te descuidas, tal y como me ha pasado desde que te eché de mis días. 
Nos encontrábamos en el otoño de nuestra relación,  llevaba demasiadas tristezas sujetando tu mano y tocaba que te mudaras de mi lado. En realidad es como si todo hubiera ocurrido ayer. Como si este otoño fuera el mismo que ese en el que nos dejamos de querer. El mismo en el que sonaba aquello de"I wanna love you" mientras tu mirada me iluminaba la noche después de habérmela hecho llover. Pero que feliz me hacía sentir tus brazos calmándome después de la tormenta.
Sí, es cierto lo que siempre he dicho, que a tu lado sentía frío. Con cada estupidez que hacías, se me granizaba un poco el alma, pero desde que no estás ni si quiera la siento. Quedó enterrada entre tanta escarcha. 
Y los escalofríos vienen de vez en cuando, apoderándose de mi cuando pongo los pies en la tierra y me doy cuenta de la verdad, esa que me hace saber que nunca te volveré a ver de la forma en la que solía hacerlo. Ni de ninguna.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde la ansiedad que provoca no haber aprendido aún a decir BASTA.

Hace menos de 24h viví una situación tan real y frecuente como incómoda. Manos que tocan de más, manos que se colocan dónde no debieran ...