-

-

jueves, 13 de agosto de 2015

Para qué tanto, si después, tan poco.

Taj Mahal.
Vía: hhttp://www.numaniaticos.com/wp-content/uploads/2014/03/zoomed-out-landscapes-4-2.jpg
Tantos hombres al mando
actuando como críos
a la hora de elegir el canal.

Tanto desperdiciar
y tanto destruir
como la Rusia
cuando hay tantos
pasando hambrunas.

Tantas pateras muertas
de desilusión.
Tantas almas a la deriva.

Tan de decir
"necesito"
y tan poco de saber
lo que es necesitar realmente.

Tanto hacernos comprar
por comprar.
Tanto hacernos creer
que eso es felicidad.

Tanta avaricia.
Tantos mentirosos
tanto engaño
tanto daño.

Tanto que no hacemos
por miedo.
Tanto que no
por el "¿y después, qué?
Tan cobardes.

Para qué tanto callar
para qué obviar.
Para qué tanto tener
y tanto quejarse.

Para qué tanto
si después
tan poco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde la ansiedad que provoca no haber aprendido aún a decir BASTA.

Hace menos de 24h viví una situación tan real y frecuente como incómoda. Manos que tocan de más, manos que se colocan dónde no debieran ...