-

-

jueves, 26 de junio de 2014

Y ser la mejor versión de ti mismo.

No recuerdo dónde, cómo o quien, pero alguna vez le escuché decir a alguien eso de que hay que atreverse a ser quien uno verdaderamente quiere. A ser la persona que idolatrarías o de la que te enamorarías. A que nada te frene a la hora de tener esa actitud con la que realmente quieres tratar a la vida.

Dicen que así es como uno realmente logra ser feliz, y creo que no podrían tener más razón. 
¿De qué valdría la existencia si no pudieras vivirla como quisieras?

Eso no quiere decir que al hacerlo, algunos no te miren mal por haber tomado anteriormente un camino lleno de piedras. Son esos mismos que no valoran que alguien tome las riendas de su travesía,  los que no entienden que uno aprende a bailarle las penas al mundo a base de equivocarse.

Y no digo que se pueda cambiar porque lo que uno es, por mucho que se quiera, no se puede dejar de ser jamás.

Sólo pienso que todos tenemos una oportunidad, y es la de ser la mejor versión de uno mismo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde la ansiedad que provoca no haber aprendido aún a decir BASTA.

Hace menos de 24h viví una situación tan real y frecuente como incómoda. Manos que tocan de más, manos que se colocan dónde no debieran ...